TERAPIAS

Electrocardiografia

electrocardiografia

Streching

stretching

Acupuntura

acupuntura

Quiromasaje terapéutico

quiroterapeutico

Ozonoterapia

ozonoterapia

Termoterapia

termoterapia

Electroterapia

electroterapia

Quiromasaje deportivo

quirodeportivo

Quiropraxia

Quiropraxia

Cinesiterapia

cinesiterapia

Radiodiagnostico

radiodiagnostico

Gimnasia de rehabilitación

rehabilitacion

Drenaje linfático

drenajelinfatico

¿Qué es el síndrome metabólico o síndrome de resistencia a la insulina?

El síndrome metabólico, síndrome de resistencia a la insulina, síndrome plurimetabólico o síndrome X se caracteriza por un conjunto de desajustes o signos en nuestro metabolismo:

Hiperinsulinismo o resistencia la insulina (nuestra insulina no es eficaz aunque esté en gran cantidad) que puede terminar con desajustes en la glucosa (diabetes) Hipertensión arterial, Colesterol y o triglicéridos, Obesidad (especialmente alrededor de la cintura).El síndrome metabólico es el preludio de cualquier accidente cardiovascular (ataque al corazón, embolia cerebral, etc.)

Causas del síndrome metabólico o síndrome de resistencia a la insulina

Es muy curioso que ante esta enfermedad o conjunto de síntomas (no es preciso tenerlas todas) básicamente se habla de factores genéticos o hereditarios. Es cierto que eso siempre influye pero también veremos que casi todas las personas que sufren de síndrome metabólico o síndrome de resistencia a la insulina tienen en común una serie de factores:

Son gente que hace años que viven con un altísimo nivel de estrés (no pueden ni saben relajarse ni en vacaciones ni en días de fiesta) y una vida muy sedentaria (tampoco suelen practicar ningún ejercicio físico).Son personas con una dieta muy desequilibrada y a menudo caótica.

Empiezan "fabricando" colesterol; al cabo de un par de años se vuelven hipertensos o se les dispara la glucosa; empiezan a aumentar de peso especialmente alrededor de la cintura; si antes eran personas optimistas ahora se vuelven ansiosas, nerviosas o depresivas; están siempre cansados y su memoria empieza a preocuparles.

En general veremos que se trata de personas sobre que han pasado los cuarenta años (aunque cada vez ocurre antes) y que han hecho "un bajón". Hasta hace poco sus analíticas eran normales y ahora se les está "disparando" todos los parámetros.

La lectura es bien simple: su cuerpo se ha cansado de que le traten mal. El estrés y la mala alimentación son la combinación ideal para que surja cualquier tipo de enfermedad.

Cuando preguntamos como y a que hora comen las personas con síndrome metabólico o síndrome de resistencia a la insulina nunca nos llevamos ninguna sorpresa: la mayoría de estas personas sólo desayuna un café con leche o un café con dos galletas.

Luego pasan más de 6 horas hasta el almuerzo sin comer nada y de nuevo pueden pasar 7 horas hasta la cena. La hipoglucemia o bajones de glucosa en sangre seguidos de comidas caóticas (la persona se siente con un apetito voraz, es normal, y come lo que sea como sea) hacen que aumente nuestra resistencia a la insulina.

¿Cómo se diagnostica el síndrome metabólico?

El médico revisará nuestro peso corporal y valorará si tenemos sobrepeso (sobretodo observará si el peso se acumula principalmente en nuestro abdomen); nos tomará la presión arterial para ver si tenemos hipertensión arterial y ordenará que nos realicen una analítica de sangre para ver como estamos de colesterol, triglicéridos, glucosa y nuestros niveles de insulina.

Ver que nivel de estrés padece y si lo compensa de algún modo (ejercicio físico, relajación, etc.)

Normalmente cuando hay tres factores alterados ya se puede decir que el paciente sufre de síndrome metabólico.

¿Qué tratamientos existen para el síndrome metabólico?

Tratamientos naturales para el síndrome metabólico o síndrome de resistencia a la insulina:

Reducción del estrés.

Reducir el estrés es básico para que nuestras suprarrenales dejen de producir cortisol y adrenalina y con ello paremos la orden de enviar grasas y glucosa a la sangre para poder repeler el enemigo que nos acecha. Ese enemigo que nunca llega pero que con el estrés continuo nuestro cuerpo siempre espera hace que con el tiempo el desequilibrio afecte cada vez a más funciones de nuestro organismo.

Dentro de las terapias naturales el Yoga, la meditación, el reiki, el masaje o de hecho cualquier técnica que tengamos para relajarnos nos ayudará a tener un buen equilibrio funcional. El deporte o ejercicio físico ayuda a mejorar nuestra resistencia la insulina de una manera muy rápida y eficaz. La persona empieza a adelgazar y mejora su estado de ánimo y su nivel de energía.

Dieta o nutrición para el síndrome metabólico.

Para estas personas suele ser básico hacer cinco comidas al día (desayuno, tentempié a media mañana, almuerzo, merienda o tentempié por la tarde y cena) Por supuesto que hay que adaptarlo al horario y circunstancias de cada caso.

Hay que mejorar su dieta empezando por eliminar los alimentos refinados (toda la bollería industrial) y excitantes (colas, refrescos, café, alcohol, etc.) También es el momento de reducir o eliminar el tabaco. Aumentaremos el consumo de fibra (verduras, panes y pasta integral, aumentaremos la proporción de las proteínas vegetales como legumbres, tofu, frutos secos crudos, levadura de cerveza, germinados, alga espirulina, etc.)

Como primera medida debería apuntarse a conseguir modificaciones en el estilo de vida (disminución de peso, dieta y actividad física) y solamente añadir drogas cuando las medidas anteriores son insuficientes.

Principios Básicos del tratamiento

La pérdida de peso tiene una importancia primaria en el manejo del síndrome metabólico. Estudios han demostrado que aún una reducción moderada de peso (en un rango de 5-10% del peso corporal inicial) está asociado a una mejora significativa en varios de los componentes del síndrome metabólico (hipertensión, dislipemia y niveles de glucosa).

Esta reducción de peso debe resultar de una menor ingesta calórica (con disminución de 500-1000 cal/día), también de una adecuada actividad física que aumente las pérdidas energéticas seguidas por una modificación de la conducta a largo plazo.

Reducción de peso

Dieta

Ácidos grasos: los ácidos grasos tipo Omega 3 (pescado azul, semillas de lino o linaza, germen de trigo, soja o soya, etc.) ayudan a cuidar nuestro sistema cardiovascular.Cromo: en forma de oligoelemento ayuda a regular los niveles de insulina y por ello favorece un mejor equilibrio en nuestros niveles de glucosa y colesterol.

Triptófano: es un aminoácido que nos ayuda a disminuir nuestros niveles de estrés y por ello favorece que nuestro cuerpo libere menos cortisol y adrenalina favoreciendo un mejor equilibrio metabólico.

La clinica del Doctor Julio Rica, le ofrece tratamientos de Adelgazamiento, Dieta proteica, Sindrome Metabólico en Vigo.

Información de contacto

  • DR. JULIO RICA JELUSICH
  • C/ Zamora, 89 - 1º IZQ
  • 36211 VIGO (Pontevedra)
  • Teléfono y Fax: 986 425 818
  • Móvil 662121166
  • mail:  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Medicina fisica y rehabilitacion

Hidroterapia- Cinesiterapia- Termoterapia- Electroterapia- Ozonoterapia- Quiromasaje deportivo- Quiromasaje terapeutico- Quiropraxia Acupuntura- Homeopatia- Drenaje Linfático- Stretching- Rehabilitación- Electrocardiografía- Radiodiagnóstico

Nutrición, Adelgazamiento, Dieta proteica

Obesidad: Diagnóstico y tratamiento-Dieta proteica-Micronutrición-Sindrome Metabólico

Ozonoterapia

Tratamientos de Ozonoterapia
Socio de AEPROMO (Asociación Española de profesionales médicos en Ozonoterapia)